martes, 10 de abril de 2007

Fernando Flores nos da sus recomendaciones respecto a como producir innovación en Chile.



Fernando Flores L. Vicepresidente Fundación País Digital

¿Cómo producir innovación competitiva en Chile?Innovación es un término de esta década, así como lo fue “la calidad” en la década de los 80 y mediados de los 90. Esto expresa una preocupación por responder a mercados cada vez más cambiantes y diferenciados, y por otro lado a la posibilidad de satisfacerlos a través de nuevos productos, procesos y estilos.
La innovación en si no basta, tiene que ser competitiva, diferenciadora de valor, creadora de una trayectoria de innovaciones que persistan en el tiempo. Paradójicamente la innovación se basa también en la conservación de lo propio, por lo tanto implica una inflexión de estilo, nunca una creación desde la nada.

Para decirlo simplemente, la innovación es todo lo que la gente considera bueno y necesario para llevar a cabo algo y está dispuesta a pagar por ello cuando se refiere a mercados o dispuesta a apoyar instituciones o nuevas legislaciones.

La pregunta es cómo producir innovación competitiva hoy y aquí, en Chile. Para responder, necesitamos entender la lógica mundial de la innovación competitiva, y dar el salto, salto que es posible y que nos permitirá romper con “la maldición de los recursos naturales”.
A continuación y sin pretensión de abarcar todo, planteo para este prólogo cinco condiciones mínimas para la instalación de una cultura competitiva innovadora en Chile:

1. Contar con una infraestructura digital y de comunicaciones adecuada. Chile necesita ancho de banda barato y pensado a largo plazo; porque el ancho de banda de hoy no va a ser ancho de banda mañana. Hablar de ancho de banda será en poco tiempo hablar de desarrollo, de oportunidades, de crear una cultura educativa totalmente distinta.
2. Construir redes. La innovación tiene que ver con redes. No se trata de un problema de finanzas fundamentalmente, sino de redes de gente que ayuda a otros que tienen ideas para salir adelante.
3. Lideres. Toda innovación es un cambio cultural y requiere de líderes culturales. Necesitamos innovación que se pueda desplegar y transformar en empresas exitosas, en prácticas exitosas. Hoy los líderes tienen que experimentar, tienen que salir de lo tradicional.
4. Prácticas Sociales. Atisbar. Entender qué está pasando en el mundo de relevancia para los chilenos. Atisbar no es una actividad de laboratorio. Debe ser una actividad práctica de todos los chilenos. Si no tenemos buenos atisbadores vamos a llegar tarde a la conversación del mundo. Alertar. El alertar es una actividad mucho más política. El alertar implica transmitir las consecuencias de las oportunidades perdidas y de sus amenazas. Conmocionar. Lucha, pelea, disputa. Un buen ejemplo es cómo la industria logró conmocionar al mundo con el cambio de milenio. Compañías enteras se complicaron con la amenaza. Premiar, felicitar, concursar: por eso celebro esta iniciativa. Nos hace falta felicitarnos, difundir el esfuerzo, la creatividad, premiar la audacia y promoverla aún más.
5. Transformación del aparato legal e institucional que soporte y se adapte a los procesos de innovación.

Capital en Chile existe; necesitamos más innovadores que se unan a estos 50 casos, Made in Chile.