miércoles, 28 de marzo de 2007

Leo Prieto nos da su visión sobre la estrategia digital del gobierno de Bachelet


Entrevista en Cosas
Publicado a las 08:00 horas del Martes, 20 de Marzo, 2007

Mi amigo Raimundo, que ahora trabaja en revista Cosas, me preguntó hace un mes si me podía entrevistar sobre los temas que tanto me fascina que se discutan más. Estuvimos más de dos horas conversando apasionadamente sobre varios temas, saltando, como es de costumbre, de uno a otro. Quizás por el hecho de ser un viejo amigo, mis respuestas resultaron más intensas y francas que de costumbre. Con poder de síntesis, Raimundo resumió esas dos horas en la entrevista que sigue. Aunque debo reconocer que la foto me da un poco de vergüenza. Gracias Raimundo y Rony!

"El Estado ha tenido poca visión tecnológica”
Este joven que se codea con las grandes ligas empresariales, que tiene una columna radial ultra escuchada, que maneja los blogs más leídos del país y que secunda a Fernando Flores en varios de sus proyectos, lanza sus dardos contra los últimos gobiernos a los cuales responsabiliza de que el ingreso de Chile al primer mundo sea, cada vez más, una simple ilusión.

TEXTO RAIMUNDO ENCINA / FOTO RONY BELMAR

Comenzó a manejarse en el mundo de Internet cuando el resto de los mortales seguía usando las máquinas de escribir. Cuando vino el boom estaba en la cresta de la ola y cuando todo pareció venirse a bajo y las punto com colapsaron, supo adecuarse y sobrevivir a un tsunami que amenazaba poner fin a la última revolución de nuestros tiempos. Leo Prieto, a sus 26 años, tiene un currículum impresionante. Asiste a reuniones de directorio de conocidos bancos vestido lo más informal posible y todos lo escuchan atentos. Miembro de una generación que pretende dominar el mundo con apretar dos botones, desde los quince años ha trabajado más de 10 horas diarias para llegar a ser quien es. El ex computín del colegio es hoy un referente indiscutido para analizar los avances de nuestro país en un mundo más que globalizado.

–¿Qué opinión te merecen las políticas de los últimos gobiernos que han apuntado a mejorar nuestro nivel tecnológico como país?
-Lo cierto es que han tenido nula visión tecnológica. Yo he escuchado a la Presidenta Bachelet decir que uno de los cuatro pilares de su programa es acercar a los chilenos a la sociedad de la información. Lo poco que se ha hecho es gracias a otros actores y no al gobierno. Por ejemplo, el gran acierto de colocar banda ancha en el pueblo nortino de Salamanca fue una idea de Atina Chile junto a fundación Mercator. Sólo cuando tenían todo listo para inaugurar recién apareció Bachelet a cortar las cintas. Falta un ministerio que se haga cargo de un verdadero plan tecnológico. Como están las cosas no estamos avanzando.

–¿Qué prácticas concretas del Estado consideras que han fracasado?
-Sin duda el proyecto ‘Mi Primer Pc’ patrocinado por Ricardo Lagos. Lo vendieron como un plan que cambiaría la realidad chilena y fue una verdadera estafa. La idea consistía en ofrecer a la gente computadores muy básicos con una versión ultra limitada de Windows, la cual sólo te permitía abrir tres ventanas a la vez. Era un proyecto promovido por Microsoft. Más encima salía carísimo. Costaban como 200 mil pesos, pero con la seudo facilidad de las cuotas la gente terminaba pagando el doble. Es una falta de respeto que el gobierno haya patrocinado eso como el mayor esfuerzo del Estado por acercar a los chilenos a las nuevas tecnologías. Lo peor de todo es que el gobierno jamás reconoció que fue un fracaso. Quienes estaban en contra juntaron más de 30 mil firmas y ofrecieron un plan alternativo muchísimo mejor. Pero como eran ideas locales y no estaban acompañadas por grandes corporaciones, ni los escucharon.

–¿Consideras que los gobiernos priorizan contratos con las multinacionales en vez de fomentar la industria local?
–Exacto. Año a año se mandan carretillas con millones de dólares a Estados Unidos. Por ejemplo todo el sistema estatal funciona con Windows, entonces no queda otra opción que comprar las actualizaciones que son carísimas. La página de Internet del Servicio de Impuestos Internos te obliga a utilizar Internet Explorer. ¡Eso es ilegal! El gobierno no te puede estar obligando a utilizar un determinado sistema. Hay países como Noruega que se dieron cuenta de este problema y prohibieron el uso de cualquier software que te amarre. Utilizan tecnologías abiertas que permiten que cualquier persona pueda desarrollar las actualizaciones sin tener que pagar a Microsoft ni a nadie. Lo mejor de todo es que fomentan la industria local que acá está en pañales por culpa de la poca visión de quienes mandan.

–Sin embargo se reconoce a nuestro país como uno de los más conectados en América Latina, el con mayor penetración de banda ancha....
–El gobierno anda jactándose de haber alcanzado el millón de conexiones de banda ancha. Nuevamente es una mentira. Acá te venden como banda ancha lo que no es. La Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU es muy específica al señalar que son conexiones desde un mega y medio. Acá venden conexiones con ese nombre desde 64 kilobytes, es decir una infinidad menos. Con banda ancha real hay menos de 100 mil conexiones, menos de un 10% de lo que dice el gobierno. Eso sí, para ser justo, todos los demás países de Latinoamérica son igual de irregulares..

–¿Tan mal están las cosas?
–Sí, es que falta un ministerio de tecnología, que podría ser aparte del de educación. Para mi gusto uno de los grandes culpables es el ex ministro de educación Sergio Bitar. Cuando vino a Chile Nicholas Negroponte, uno de los hombres que más sabe de estos temas, ofreció al Estado unos computadores de cien dólares con muchísima capacidad para que todos los estudiantes chilenos pudieran estar en línea con los nuevos tiempos. Bitar se limitó a decir que “estudiaría otras alternativas”. Cuando vino otro gurú, Lawrence Lessig, gran revolucionario de la libertad de la información, Bitar hizo la introducción y se fue… Lessig vino con propuestas impresionantes de cómo la libertad de información podría ayudar a la cultura y a la educación. Sin embargo el gobierno no supo nada porque Bitar se fue sin escucharlo. Puede terminar siendo uno de los grandes culpables de que en 20 años más no seamos un país moderno. Lo peor de todo es que en otros países vecinos Negroponte y Lessig son recibidos como reyes y sus propuestas son ley.

–Realmente, ¿cómo estamos en comparación al resto de América Latina?
-Uruguay y Brasil están tomando políticas muy agresivas para tecnologizar sus países. Uruguay será el primer país de Latinoamérica en que toda su población estudiantil tenga un computador. El presidente Tabaré Vásquez está liderando esta iniciativa. En Brasil el Ministro de Cultura, Gilberto Gil está muy metido con la libertad de la información y llevando la batuta en el tema. Acá el gobierno no hace nada y nos puede jugar una muy mala pasada en el futuro cercano.

–¿Cuál es tu visión del fenómeno de la piratería?
-Si sale una película en Estados Unidos y yo estoy en un pueblo aislado como Cañete, puedo bajarla inmediatamente por Internet. Sin embargo eso es considerado algo ilegal, pirata. Esto se debe a que los dueños de ese contenido son tan ciegos y cerrados de mente que en vez de darse cuenta que su modelo actual de negocios no funciona, continúan con políticas que hacen que las cosas lleguen con mucho retraso al resto del mundo. Pero qué pasa si un amigo de Nueva York me habla maravillas de esa película. No tendré otra opción que piratear, porque obviamente no querré esperar un año para que se estrene en Chile. Directores como Peter Jackson y George Lucas se dieron cuenta de esto y han estrenado sus últimas películas de forma simultánea en todo el planeta. El resultado ha sido que han ganado miles de millones y casi nadie los ha pirateado. Es que la gente no quiere todo gratis, de hecho la gente paga dos lucas por una copia pirata. Lo que todos quieren es tener acceso a las cosas.

–¿Cómo cambiará el negocio de la música con las patentes de propiedad intelectual relacionadas con el desarrollo de Internet?
-Tengo varios amigos músicos a los cuales convencí que regalaran su música por Internet. Lo interesante es que ellos utilizan un tipo de licencia llamado Creative Commons, que es básicamente la libertad de información. Si yo quiero prestarle un disco a un amigo los sellos consideran que es ilegal. Esta nueva licencia es más permisiva pero protege a la propiedad intelectual, entonces se permite que pueda ser distribuida por Internet. A los músicos les sirve para hacerse conocidos, si suben material a la red y son talentosos, van a comenzar a tener fans. Vicente Sanfuentes, CHC, Beastie Boys son algunos de los que han puesto su discografía en Internet al alcance de todos. Los músicos hoy por hoy lo que ganan por venta de discos es ridículo. Donde ganan en realidad es en los recitales y conciertos. Entonces al distribuir gratuitamente su trabajo por la red se hacen conocidos y la gente está pendiente de su próximo show.

–¿Cómo será el Chile del 2090?
–Predecir el futuro es un deporte muy riesgoso, pero si me doy el lujo de hacerlo y siendo optimista creo que será un país más limpio, con mejor aire, con humanos más sanos. Sin embargo como van las cosas creo que el resto del mundo nos va a atropellar. Necesitamos que la gente y las empresas se den cuenta de la peligrosa dependencia de Microsoft. Si seguimos igual, vamos a estar cada vez más conectados a las multinacionales, el gobierno será cada vez más dependiente de ellas y no tendremos ningún poder en el mundo. Seremos una provincia de los países desarrollados.